jueves, 9 de febrero de 2017

Rueda de prensa 9.02.17

RESUMEN DE LA RUEDA DE PRENSA CELEBRADA EN GASTEIZ POR ARABA SIN GAROÑA


El cámara también se suma. Ongi etorri.

El dictamen del CSN, según el portavoz de Araba sin Garoña Alberto Frías, no por esperado deja de ser espeluznante. Esperado porque Araba sin Garoña anunció en 2014, al inicio de la tramitación del proceso de reapertura de Garoña, que el dictamen del CSN estaba escrito de antemano, desde la constatación de que el Partido Popular ha convertido al CSN, tanto en su composición como en su funcionamiento, en un apéndice del propio gobierno.

Espeluznante porque el dictamen se emite sin esperar al cumplimiento por Nuclenor de las modificaciones sobre seguridad que el propio CSN le había impuesto, por cierto medidas que están sin cumplir desde 2009 cuando el gobierno Zapatero le concedió una prórroga hasta 2013, lo que significa que Garoña estuvo operando durante tres años, hasta su cierre en diciembre de 2012, sin adoptar las medidas de seguridad preceptivas. Además, por primera vez, deja abierta la posibilidad de otorgarle licencia de reapertura para más de 10 años y deja en manos del gobierno determinar el tiempo.

Respecto a la ejecución de las medidas de seguridad se calcula un plazo mínimo de un año, mientras que la orden ministerial que debe dar permiso de reapertura se emitirá en un plazo de seis meses, es decir, la orden ministerial que decidirá el futuro de Garoña se hará pública antes de que se hayan implementado las modificaciones relativas a la seguridad de la planta.

Por si esto fuera poco, desde Araba sin Garoña califican como descabelladas las declaraciones que pretenden dejar la decisión última en manos de Nuclenor, lo que significa en la práctica la renuncia del gobierno a ejercer la función pública de control de la seguridad nuclear y la indefensión de quienes vivimos en el radio de acción de la central.

El escenario que ahora se abre coloca al Ministerio de Energía como única instancia decisoria, por lo que todos los esfuerzos de Araba sin Garoña se centran desde hace meses en condicionar la decisión del gobierno del PP, para poner en valor la mayoría social, política y parlamentaria que demanda el desmantelamiento de la central. Mayoría política favorable al cierre que no ha cumplido los compromisos adquiridos con esta Iniciativa en 2014, donde solicitamos una actuación conjunta y una serie de iniciativas relativas a la vía legal, europea, suministrador eléctrico y modificación del Consejo de Seguridad Nuclear.

En esta línea de trabajo, Araba sin Garoña ha mantenido reuniones con los partidos políticos, donde se les proponen medias concretas más allá de mociones y proposiciones no de ley que sólo parecen buscar un “efecto placebo”, y se les ha dado de plazo hasta el 15 de febrero para pronunciarse. A su vez, presentará el 4 de marzo, coincidiendo con la fecha de puesta en funcionamiento de la central en 1971, un Manifiesto suscrito por 100 personas representativas de todo el tejido social alavés donde se “emplaza a los partidos políticos a supeditar cualquier eventual acuerdo con el gobierno del Partido Popular, a que la preceptiva orden ministerial sea contraria a la reapertura de la central”.

Por último, se ha anunciado la convocatoria de una gran movilización para el sábado 18 de marzo en Gasteiz.


ARABA SIN GAROÑA

Berria

Naiz



miércoles, 8 de febrero de 2017

Ante el dictamen del CSN 8 de febrero 2017

¿PARA QUÉ ESPERAR AL DICTAMEN, SI EL RESULTADO ESTABA DECIDIDO DE ANTEMANO?

Araba sin Garoña anunció en 2014, al inicio de la tramitación del proceso de reapertura de Garoña, que el dictamen del CSN estaba escrito de antemano, el resto juego de espejos y cortinas de humo. Ante la situación creada nos hacemos cuatro simples preguntas:

-          ¿Si el informe oficial del gobierno de Japón apuntaba a la connivencia del operador, el regulador y el gobierno como responsables del accidente en Fukushima, no ha quedado claro en Garoña la connivencia entre el operador (Nuclenor), el regulador (CSN) y el gobierno (del PP)?

-          ¿Si la última palabra la tiene el Ministerio de Energía, como puede afirmar Álvaro Nadal que la orden ministerial que decida la reapertura o no seguirá las indicaciones del CSN, cuando el PP lo ha convertido, tanto en su composición como en su funcionamiento, en un apéndice del propio gobierno?

-          ¿Se puede pensar que el Partido Popular, además de abdicar de sus obligaciones como administración pública dejando nuestra seguridad en manos del oligopolio eléctrico, ha engañado al electorado alavés?


-          ¿Alguien puede creer que si los partidos políticos e instituciones vascas que se presentan ahora como adalides del cierre definitivo de Garoña, hubiesen puesto sobre la mesa todos los instrumentos a su disposición, hubiésemos llegado a esta, no por esperada igual de espeluznante, situación de indefensión?




Nota de prensa 25 enero 2017

ARABA SIN GAROÑA SE REUNIRÁ CON LOS PARTIDOS POLÍTICOS CON REPRESENTACIÓN EN EL CONGRESO POR ÁLAVA PARA HACER VALER LA MAYORÍA SOCIAL Y POLÍTICA CONTRA SU REAPERTURA

La Iniciativa Araba sin Garoña decidió en su reunión general del pasado 19 de enero, solicitar reuniones con carácter urgente a las ejecutivas de los partidos políticos con representación en el Congreso por Álava, que se presentaron a las elecciones con un programa que recogía el cierre definitivo de la central.

Araba sin Garoña tras analizar los motivos que han hecho posible llegar a la actual situación, llevará a dichas reuniones una propuesta concreta, con el objetivo de articular mecanismos y compromisos para poner en valor la mayoría social y política contraria a la reapertura de la central nuclear de Garoña. Dada la situación de urgencia, solicitará una respuesta antes del 17 de febrero por parte de las ejecutivas.

Respecto del dictamen del Consejo de Seguridad Nuclear, nos reafirmamos en la nota de prensa entregada a los medios en la concentración frente a la sede del Partido Popular en Vitoria-Gasteiz del pasado 28 de diciembre con motivo del cuarto aniversario del cierre de la central. Un dictamen que se viene retrasando al albor de las coyunturas electorales, demostrando de nuevo que las decisiones del CSN no se sustentan en criterios técnicos sino políticos.

El pasado 19 de octubre, en su comparecencia ante la Comisión de Industria del Congreso, el presidente del CSN Fernando Martí,  afirmaba según el Diario de Sesiones del Congreso, que el 30 de septiembre de 2014 recibió de Nuclenor un calendario de actividades donde se recogía que “todos los requisitos tendrían que haberse cumplido en septiembre de 2015, fecha que hoy ha sido sobrepasada”.

La comparecencia del presidente del CSN en la Comisión de Industria del Congreso, abre una serie de interrogantes que requieren de una respuesta clara, fundada técnicamente e inmediata, sobre los siguientes aspectos:

-          Garoña estuvo operando entre 2009 y 2012 sin cumplir los requisitos de seguridad
-          Las modificaciones de seguridad derivadas del accidente de Fukushima no son imprescindibles para la emisión del informe de autorización del CSN
-          Las modificaciones de diseño requeridas en 2009 han sido evaluadas por el CSN pero Nuclenor no las ha finalizado
-          Los requisitos de la ITC 14.01 (Instrucción Técnica Complementaria) tendrían que haberse cumplido en septiembre de 2015, pero siguen sin cumplirse.

Desde Araba sin Garoña nos preguntamos cómo es posible denegar la petición de paralización de la tramitación del expediente de reapertura, pero sí se puede emitir un dictamen sin cumplir los requisitos de seguridad impuestos. Dictamen, que como venimos anunciando desde hace años en el inicio de la tramitación, será favorable a la reapertura por decisión política previa del Partido Popular. Como recoge el Informe de sostenibilidad ambiental de la planificación del sector eléctrico 2015-2020, que dio por segura la puesta en funcionamiento de Garoña en la pasada legislatura hasta nada menos que 2031. El resto juego de espejos y cortinas de humo.


ARABA SIN GAROÑA


Concentración frente a sede PP el 28 de diciembre 2016

Araba sin Garoña reclama que se supedite cualquier acuerdo con el PP al cierre de la central
Araba sin Garoña quiere que los partidos políticos supediten cualquier acuerdo con el PP a la no reapertura de la central burgalesa. «Tiene que ser un elemento central, y denunciaremos a quienes no pongan sobre la mesa este tema como un elemento prioritario a la hora de llegar a un acuerdo», ha destacado Alberto Frías.


Aislar al PP para lograr que no se reabra Garoña. Esta es la propuesta del portavoz de Araba sin Garoña, que ha reclamado que cualquier acuerdo político con la formación derechista este sujeto al cierre definitivo de la planta, parada desde diciembre de 2012. «Hay una mayoría social e institucional que apuesta por el cierre, y si aquellos partidos que se comprometieron a paralizar y a no reabrir la central van a segur pactando con quien plantea reabrirla estarán desoyendo la voluntad popular y denunciaremos su actitud», ha señalado Alberto Frías antes de insistir en que Garoña debe ser un «elemento central» en cualquier negociación. «Ya no valen más declaraciones, mociones o proposiciones no de ley. No admitiremos ninguna actitud tibia que no ponga encima de la mesa el tema de Garoña», ha añadido ante los asistentes a una concentración convocada frente a la sede del PP en Gasteiz.
Allí, ha recordado las últimas declaraciones del presidente de Nuclenor, José Ramón Torralbo, que el pasado día 20 afirmó que no existe ningún impedimento técnico para que Garoña puede seguir operando «con alguna modificación». Este aseguró que la vasija del reactor, idéntica a la de la de Doel 3, una central cerrada por el Gobierno belga, tiene una vida útil de entre 80 y 90 años.
Frías ha indicado que el pasado mes de octubre el presidente del CSN, Fernando Martí, reconoció en la Comisión de Energía que Nuclenor no ha cumplido el calendario de actuaciones que le exigió el organismo regulador. «Hay un reconocimiento expreso de que esas medidas no se han sido llevadas a cabo, pero el CSN no ha tomado ninguna decisión sobre la paralización del proceso, como ha sido demandado», ha afirmado, y ha advertido de que deAra la comparecencia de Martí se detrae también que Nuclenor no ejecutó las medidas que se plantearon en 2009, «es decir, que Garoña estuvo funcionando hasta el 2012 sin tomar las medidas de seguridad que le había pedido el CSN».
Asimismo, el portavoz de la plataforma ha criticado que Martí fue sustituido como secretario de Estado de Energía por Alberto Nadal, hermano del ministro, que «acabo con la prima a las renovables y puso en marcha el ‘Impuesto al Sol’». «Las relaciones entre el Gobierno, el regulador y el operador, en este caso Iberdrola y Endesa, reproducen de forma mimética las que el Gobierno japones reconocía en su informe oficial como desencadenantes del accidente de Fukushima –central gemela de Garoña–», ha manifestado.

Manifestación en Gasteiz junio 2016



video

Prohibida la manifestación de Araba sin Garoña

La manifestación convocada para el 19 de diciembre de 2015, prohibida con la excusa de interferir en la campaña electoral.

Araba sin Garoña llama a quienes acudan a las urnas a ir con la pegatina de la Iniciativa. Las miles de pegatinas repartidas se agotan el primer día.



Vídeo donde se recogen los motivos de la prohibición y el llamamiento a desobedecer en las urnas.



jueves, 26 de febrero de 2015

Adhesión masiva a la manifestación del 28-F

Araba Sin Garoña espera que el sábado se produzca «una marea popular» contra la reapertura

La plataforma Araba Sin Garoña ha invitado a la ciudadanía a participar en la manifestación que recorrerá el sábado las calles de Gasteiz para «generar una auténtica marea popular que rompa los diques de contención a la voluntad popular mayoritaria».

NAIZ|GASTEIZ|2015/02/26


Comparecencia de Araba sin Garoña de esta mañana. (ARGAZKI PRESS)

Araba sin Garoña celebrará una manifestación el sábado en Gasteiz para mostrar el rechazo popular a la reapertura de la central nuclear. Por ello, ha invitado a la ciudadanía a salir a la calle a «generar una auténtica marea popular que rompa los diques de contención a la voluntad popular mayoritaria».

Representantes de esta plataforma han realizado una comparecencia en la capital gasteiztarra para presentar las adhesiones a la marcha que se han recibido «desde todos los sectores de la sociedad». Así, el portavoz de la iniciativa, Alberto Frías, ha agradecido «el masivo apoyo» recibido. Asimismo, ha mostrado como ejemplo «la alarma social que ha generado» la posibilidad de que se vuelva a abrir la central de Garoña.

A su entender, la movilización debe servir para impulsar «la hoja de ruta» trazada porla plataforma «más allá de las declaraciones de intenciones vacías de contenido».

A la manifestación se han sumado «todos los sindicatos, las asociaciones más representativas del sector primario, organizaciones sociales de todo tipo, los concejos, los alcaldes de los pueblos del entorno de la central, profesionales de la salud y de la educación, así como más de doscientas personas a título personal», ha apuntado Frías.

Finalmente ha asegurado que «el sábado las calles de Gasteiz se van a convertir en la prueba del algodón de la calidad democrática del Gobierno del Reino de España».